Este es mi rostro

máscaraHay tantas caras como personas, y cada cual tiene la suya. Y cada cual, por supuesto, tiene su máscara.

Máscara, del latin Mascus: fantasma. Figura que representa un rostro humano, animal o puramente imaginario con la que una persona puede cubrirse la cara para no ser reconocida, tomar el aspecto de otra o practicar ciertas actividades escénicas o rituales.

Las máscaras se han utilizado con diferentes propósitos a lo largo de la historia, con fines rituales, sociales, para imitar a ciertos personajes, como protección o para ocultar la identidad.

A partir del sg XVIII, en Venecia, las máscaras se utilizaban en las fiestas para permitir el anonimato a los nobles y a los príncipes la máscara les permitía ser iguales entre las diferentes clases sociales.

Este es mi primer paso a la vuelta a la expresividad.

Hoy las máscaras las utilizamos para mantener esta igualdad, el temor a ser rechazados siendo genuinos. No digo que vayamos por ahí diciendo lo que pensamos o lo que sentimos sin ton ni son, pero hemos atribuido demasiado poder a éstas máscaras. Nos las ajustamos a la perfección, bien enganchadas, así, fuerte, no vaya a ser que se nos vayan a caer.

Nuestras máscaras “esconden” cualquier tipo de emoción que puedas imaginar. Nos las ponemos para no establecer barreras e invitando a no descubrir la creatividad que nace desde el contraste entre lo inocente y lo perverso. La máscara te presenta a un personaje que crea su propio corazón, su propia inteligencia, tiene su propio estilo: se declara amante de las risas, cazador de momentos, seductor de ideas.

Propongo cuidar tu propio estilo, tú eres tu propia guía de estilo. Hacen falta emociones para sobrellevar la aspereza del día a día, pues quítate la máscara ya y relájate, libera tus músculos para poder ir más allá de la ficción y sé el artista detrás del artista.

Vivir en un mundo que se emociona, que lo demuestra, que creemos en lo que hacemos y nos mostramos tal y como somos, singulares y humanos.

Optimismo

optimismoEstán de moda los comentarios negativos.

En los últimos 40 años se han hecho más de 40.000 estudios sobre los estados negativos de la mente: estrés, ansiedad, depresión, falta de motivación etc. y sólo 400 estudios longitudinales sobre estados positivos de la mente: creatividad, empatía, tolerancia…

Creo que decimos demasiado que estamos estresados, hasta se ha puesto de moda. Si, se ha vuelto un hábito, una costumbre, es casi cultural. Nos levantamos por la mañana con cara de preocupación y saltamos de la cama corriendo, apurando el último minuto, como si se nos escapara el día y en realidad, en eso se convierte.

Levantarse por la mañana 15 minutos antes y darse tiempo para esbozar una pequeña sonrisa, agradecer el sol que alumbra un nuevo día, la sensación plena de estar vivos y tener salud, eso es lícito.

Se trata de tomar el hábito para nutrirnos de esos pequeños momentos que nos empujan y nos dan fuerza para influir en nuestro comportamiento.

Una rutina fresca para inventar nuevas salidas a nuestro día a día. Esto implica el NO RESIGNARSE, la resignación no crea NADA, el miedo hace que nos resignemos y nos pongamos a la defensiva. Se puede explicar, pero entristece. Y esa tristeza se nos plasma en el rostro y te vas a dormir, otra vez con la cara triste. Para una cara amable hay que entrenarse, y ese esfuerzo, vale la pena.

El ejercicio que incrementa tu firmeza en el rostro

firmeza en el rostroTodavía existen muchos tabúes acerca de la gimnasia facial porque tenemos en mente la idea de que gesticular produce más arrugas.

La piel se arruga por el deterioro del paso de los años, por genética y por hábitos poco saludables; tabaco, contaminación, costumbres alimenticias…

La hipertensión arterial y el azúcar en la sangre, ambos síntomas del síndrome metabólico, pueden interferir en la circulación, lo que significa que el flujo sanguíneo se ve comprometido a todos los órganos, incluidos la piel, incluida la piel del rostro.

Un programa de gimnasia facial ayuda a mantener el flujo sanguíneo, y tiene beneficios mentales que influyen directamente en la calidad de la piel. La disminución del estrés y el aumento de la relajación también son mecanismos que contribuyen a la alza de la firmeza del rostro.

El músculo también se beneficia de esta corriente porque en él fluye más sangre y ayuda a tener más capacidad de tonificarse y aumentar su fuerza.

El buen tono muscular quiere decir que, cuando está en reposo está terso y mantiene la piel firme. De esta forma, si tenemos el músculo tonificado, la piel del rostro va a responder con más firmeza.

Si estás listo para probar sus beneficios, sólo tienes que considerar ser constante y mantener la rutina que más se ajuste a tus necesidades.

Los Ictus

Los Ictus

A causa de las grandes incidencias de accidentes cerebrovasculares, cada vez más frecuentes en España, la sociedad española de  neurología ha publicado el estudio Iberictus.

Las conclusiones son que el 80% de los ictus detectados son isquémicos, mientras que el 20% son hemorrágicos. La mayor parte de los primeros se producen por enfermedades cardíacas capaces de generar embolias. Como consecuencia aparecen los ictus y parálisis faciales que son difíciles de tratar, pero existen buenos diagnósticos y tratamientos de éxito, como los realizados en la consulta de la Dra J Junyent en el Hospital de Bellvitge, Barcelona.

Los músculos de la cara quedan atrofiados por la parálisis y su continua ejercitación es clave para recuperar la movilidad con rapidez y mantener una expresión lo más natural posible.

Conviene ejercitar los músculos de forma aislada y con detalle y precisión porque, en este sentido los ejercicios animan y aportan una relación directa con nuestras emociones, que nos ayudan a sentirnos mejor.

Realizar 3 veces al día de forma equilibrada ejercicios faciales ayuda a afrontar el día con más optimismo y alegría.

El poder de la sonrisa

poder_de_sonrisa_mujer

Todas las emociones se plasman en el rostro.

Cuando dos personas se conocen los primeros cinco minutos son cruciales porque hacemos juicios, juicios de valores, de inteligencia, de carácter…de personalidad. No importa de qué cultura provengamos, hay cientos de expresiones que rematan la faena y salimos y acabamos sentenciando.

Son los músculos de la cara los que nos quitan la máscara, esa máscara que a veces utilizamos según el momento en nuestro beneficio, o no.

Nos programamos para seducir, para convencer o transmitir una idea y nos regodeamos en el tiempo intentando conseguir el objetivo, sabiendo que aún, en el interior, en el fondo, en el que importa,  están los restos de nuestros intereses más espontáneos, pureza en estado puro…pero no todas esas expresiones son de fiar.

¿Qué pasa cuando nos damos cuenta que una sonrisa es falsa? Nos quieren transmitir felicidad…¿quizás seguridad?

La sonrisa verdadera está felizmente estimulada y todos nosotros, todos los humanos compartimos los mismos músculos que dibujan una carcajada pero sucede que, a veces,  como nuestra emoción no corresponde con nuestro alrededor utilizamos una sonrisa, como ejemplo de una especie de rictus comodín. Pero, aun así, esto tiene un efecto positivo en nosotros.

Salir a la calle con una sonrisa puesta en el rostro aunque estés deprimido tiene un efecto terapéutico. No se trata de evadir la emoción, sino de que tome cuerpo la llamada hipótesis de la retroalimentación facial. Dicho de otra forma: las emociones no solo influyen en nuestros gestos, sino que el mismo acto de realizarlos, tienen efectos en nuestro estado de ánimo…así salimos del bucle.

La sonrisa es un ansiolítico natural, sonreír con frecuencia nos hace objetivamente más felices. Por lo que si entrenamos los músculos para sonreír podemos dar con la pequeña nota muscular que da sentido a nuestra melodía.

Gymface está de estreno

gymface gimnasia facial

¡Buenos días a tod@s!

Hoy estoy realmente contenta porque estrenamos la nueva web de Gymface.

Los tiempos cambian y toca rejuvenecerse, también en Internet. Por ello, hemos preparado una página web mucho más completa en la que podrás aprender todo lo que necesitas para practicar la gimnasia facial: desde los movimientos básicos (“X” y “U”) hasta los ejercicios más completos para zonas específicas del rostro, todo ello con videos e instrucciones precisas.

Te invito a informarte sobre qué es la gimnasia facial y sus beneficios, así como a conocer Gymface,  nuestro revolucionario producto de fitness facial.

También puedes seguir las últimas novedades de Gymface en Facebook y ver los videos de ejercicios de gimnasia facial de Gymface TV en Youtube.